Analizan las comunidades de malezas para facilitar su control

El deslizamiento de la frontera agropecuaria otorgó hallar áreas

En la zona semiárida central de Argentina, un grupo de especialistas del INTA distinguió las especies halladas con mayor frecuencia en lotes de maíz y soja escogidos al azar. Para disminuir el dominio de las más resistentes, sugieren la rotación de cultivos.

El deslizamiento de la frontera agropecuaria otorgó hallar áreas, como la zona semiárida central de Argentina, con aptitud para la realización de las actividades agrícolas y ganaderas. En la provincia de San Luis, al progreso de los principales cultivos se añadieron comunidades de malezas que afectan en el rinde final de soja y maíz. Para disminuir el dominio de las más resistentes, investigadores del INTA analizaron las comunidades de malezas que dominan los lotes productivos.

Para saber con precisión cuáles son las principales especies que integran las comunidades de malezas, un equipo de investigadores del INTA relevó 53 lotes agrícolas seleccionados al azar, 24 de soja y 29 de maíz, sobre una superficie de casi 560 kilómetros cuadrados, correspondientes a una misma serie de suelos.

El analisis fue llevado a cabo en campos del centro de la provincia de San Luis, dentro de la fitogeografía del Espinal. Daniel Arroyo, especialista del INTA San Luis, señaló que “distinguimos 81 especies de malezas en el zona analizada”. Y añadió: “En maíz hallamos 76 especies diferentes y en soja 44; de todas las halladas, 39 fueron comunes a ambos cultivos”.

La diferencia de riqueza de especies de malezas entre los cultivos se debe supuestamente a las particularidades propias como la estructura de las hojas, el periodo de desarrollo y la utilización de los recursos, como además las diferencias de manejo agronómico.

Dentro de la lista de las diez malezas halladas con mayor frecuencia, en ambos cultivos, la más común y abundante fue Cenchrus pauciflorus, distinguida como roseta. La segunda más continua fue seguida en segundo lugar por Salsola kali, distinguida como cardo ruso.

“El cultivo de maíz cuenta con mayor variedad de especies de malezas que el de soja”, señaló Arroyo y agregó: “Esto se debe a que el maíz posee hojas más abiertas, y esto otorgaría el ingreso de más luz hasta el suelo, favoreciendo la emergencia de malezas, distinto a lo que sucede en las condiciones de total cobertura de la soja”.

Conforme con la investigadora del INTA, la estructura de la comunidad de malezas se encuentra definida por las condiciones ambientales y las prácticas agrícolas aplicadas como tipo de labranza, rotación de cultivos, utilización de herbicidas, fecha de siembra, y aun, la especie cultivada. “Todos estos factores afectan en la resistencia y propagación de las especies”, indicó Ruth Rauber, especialista en ecología vegetal del INTA San Luis.

Por otro lado, el manejo diferencial entre los cultivos afectaría fuertemente en la comunidad de malezas presentes. “En maíz, el rango de siembra más extenso y las tasas de fertilización más elevadas podrían favorecer el establecimiento de las malezas antes de que la cobertura de hojas del cultivo impida la llegada de luz a las malezas”, indicó Rauber quien detalló que “La aplicación de herbicidas además difirió entre cultivos influyendo, posiblemente, las especies presentes en los lotes”.

Las diferencias visualizadas en las comunidades de malezas de los cultivos de soja y maíz fortalecen la sugerencia de efectuar rotaciones para asegurar, no solo la conservación del suelo, sino a su vez la disminución de la dominancia de algunas malezas y facilitar su control a inferiores precios.

Por lo tanto, Rauber indicó que “las malezas componen uno de los principales motivos de pérdida de rinde de los cultivos ya que contaminan el producto cosechado, impiden la cosecha e incrementan el riesgo de consecuencias de plagas y enfermedades, entre otros aspectos”.

En la provincia de San Luis, a la integración de las actividades agrícolas se añadieron las comunidades de malezas vinculadas a los cultivos. Según Manuel Demaria, especialista de INTA San Luis, “en la provincia, la modificación agrícola tuvo una importancia preponderante ya que cooperó considerablemente con el progreso de la frontera agrícola: aproximadamente 450.000 hectáreas de pastizales pampeanos fueron transformados para cultivos de cosecha en los últimos años”.

Etiquetas: Ganaderia, INTA, Soja, Maiz, San Luis, Malezas, Rendimiento, Cultivos, Frontera Agropecuaria, Actividad Agrícola, Daniel Arroyo

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault

CONTACTO




Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses