Con riego suplementario se puede hasta duplicar el rinde en trigo

Pruebas de la producción bajo riego en Argentina

Lo mostró un grupo de expertos del INTA Manfredi en un estudio que lleva más de 20 años de producción de trigo, maíz y soja bajo riego por aspersión. Los resultados se demostraran como parte de las conferencias técnicas de la sexta edición de la Reunión Internacional de Riego que se realizará los días 22 y 23 de Agosto en Manfredi.

La integración de la siembra directa y las tecnologías de manejo vinculadas, otorgaron aumentar los rindes de los cultivos y la producción agrícola a lo largo de los años. No obstante, la producción de secano se sitúa limitada por la disponibilidad de agua, a causa de la gran variación en la cantidad y distribución de las precipitaciones. Ante esta realidad, el riego suplementario aparece como una tecnología que otorga proveer agua a los cultivos durante ciclos de déficit hídricos en áreas semiáridas, subhúmedas e incluso húmedas, tendientes a sequías periódicas. Entre las principales finalidades de esta tecnología se resalta la mejora de los rindes de los cultivos y la simplificación de la variación interanual de los rendimientos. 

El INTA, un precursor en los análisis y pruebas de la producción bajo riego en Argentina

Entre las primeras investigaciones argentinas en riego por aspersión en cultivos extensivos se resaltan las llevadas a cabo por el INTA en distintas estaciones experimentales como las localidades de Manfredi, Pergamino y Balcarce. Con la finalidad de suministrar instrumentos al productor argentino que sirvan para aumentar la productividad de la entidad agropecuaria en un contexto de sustentabilidad, en el año 1996 se instaló en INTA Manfredi un módulo de riego suplementario con objetivos experimentales y demostrativos que otorgó adaptar y poner a prueba distintas tecnologías vinculadas al riego.

Aquiles Salinas, profesional en riego suplementario del INTA Manfredi, provincia de Córdoba, expresa que “uno de los estudios de producción de trigo, maíz y soja bajo riego suplementario con equipo de pivot central que comenzó en esa época y perdura hasta la actualidad, otorgó mostrar que la tecnología del riego puede hasta duplicar el rinde en trigo en el tiempo estudiado, comparado con la producción en secano”.

Entre los resultados de este estudio de larga duración se desprende que “en maíz se registra un aumento de rinde mayor al 50%, a su vez que en soja puede alcanzar aproximadamente el 30% a lo largo del tiempo”, detalló Salinas.

Conforme con Matías Boccardo, otro de los referentes del INTA en riego suplementario que interviene en los estudios, a partir de la instalación del sistema en el año 1996, “todos los años se llevaron a cabo mediciones de precipitaciones, riegos, contenido de agua en el suelo a la siembra y cosecha, rinde en grano, consumo de agua y eficiencia de utilidad de agua -calculada como los kg de grano producidos por mm de agua consumido- de los cultivos regados”.

Según datos del ensayo, el estudio se lleva a cabo en un suelo Haplustoléntico -serie Oncativo-, con clima templado y semiárido, y con una precipitación media anual de 757 mm (período 1931-2015) y muestra un régimen monzónico, con el 80% de las lluvias acumuladas en el semestre Octubre-Marzo. No obstante, hay más del 50% de probabilidad de déficit hídrico en todos los meses del año, limitando severamente los rindes de trigo y condicionando los rindes de los principales cultivos de verano -soja y maíz-.

Juan Pablo Giubergia, otro de los especialistas del INTA Manfredi que conduce el experimento, informa que “el estudio se conduce con dos secuencias bianuales de cultivos, primero con trigo y maíz de segunda época y soja de primera, y segundo con trigo y soja de segunda época y maíz de primera; se fertilizan todos los cultivos con fertilizantes fosforados y nitrogenados en el caso de las gramíneas y todo se riega con un equipo de pivote central decidiendo los momentos y láminas de riego para cada cultivo en función de un balance hídrico”. “Eso se compara con un lote aledaño con manejo similar, pero sin irrigación, lo que se considera el tratamiento secano”, detalló el técnico.

El riego, uno de los factores diferenciales en la respuesta de rinde

Conforme con Salinas, en el estudio “se visualizaron aumentos de rinde por el riego para todos los cultivos, del orden del 115% en trigo, 51% en maíz y 28% en soja”. A su vez, los coeficientes de variación de los rindes de los cultivos irrigados fueron inferiores que los de secano.

Sumado a eso, comentan los especialistas, en la condición bajo riego “los tres cultivos presentaron tendencia a aumentar los rindes en las mediciones registradas a lo largo del tiempo”.

En condiciones bajo riego, el suplemento de agua otorga cubrir ciclos de déficit hídrico (originados por la alta variabilidad interanual de precipitaciones), que muchas veces se originan en el ciclo crítico del cultivo, con lo cual mejoran los componentes de rinde, especialmente el número de granos. “La mayor respuesta de rinde en el cultivo de trigo bajo riego en relación a secano, se explica por la ocurrencia del periodo de este cultivo en un ciclo del año con escasas precipitaciones, a causa del régimen de lluvias típico de la región”, detalló Boccardo.

Rinde de grano promedio y su coeficiente de variación (CV) para el ciclo 1996-2016

El estudio además mostró que en ausencia de restricciones abióticas -agua y nutrientes-, las fechas de siembra más tempranas establecen superiores niveles de rindes potenciales y poseen superior consumos de agua. A su vez, el maíz tuvo la mejor eficacia para convertir el agua en granos, debido a que la soja mostró la inferior eficacia en la utilización del agua.

La utilización eficaz de agua para riego será el eje de la reunión internacional que se realizará en Manfredi

Haciendo hincapié en la eficacia de la utilización de agua para riego, el INTA coordina la sexta edición de la Reunión Internacional de Riego que se realizará los días 22 y 23 de Agosto en la Estación Experimental Agropecuaria INTA Manfredi.

Con entrada gratuita y cupos limitados, el único evento de capacitación de nivel internacional particular sobre riego suplementario tendrá un programa de conferencias plenarias con la finalidad de colocar a disposición de productores, asesores y profesionales las más avanzadas experiencias nacionales e internacionales sobre las innovaciones tecnológicas y los progresos científicos, técnicos y económicos sobre riego en ganadería, en cultivos extensivos tradicionales y alternativos, como además sus probabilidades de adopción.

Para este año el programa comprenderá temas como las energías renovables, la utilización de aguas residuales, como además las nuevas tecnologías de riego, la dosis de riego variable y resaltados resultados productivos, entre otros temas. Para ello se encuentran citados expertos nacionales y varios extranjeros que abordarán las temáticas y presentarán sus novedades.

El programa de charlas de la 6ª Reunión Internacional de Riego está disponible en: https://inta.gob.ar/documentos/programa-de-actividades-de-la-6%C2%AA-reunion-internacional-de-riego

Etiquetas: INTA, Soja, Córdoba, Maiz, Producción, Trigo, Rendimiento, Riego, Aquiles Salinas, INTA Manfredi, Reunión Internacional de Riego, Matías Boccardo

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault

CONTACTO




Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses