San Luis: el engorde a corral es una opción rentable

INTA opera en la puesta a punto del engorde intensivo de bovinos

Especialistas del INTA operan en la puesta a punto de esta iniciativa tecnológica que, a su vez de superar las limitantes de la producción pastoril, otorga incrementar la cantidad y calidad de carne por hectárea y mejorar los costos.

La incorporación de la ganadería y la agricultura en el sur de la provincia de San Luis, es una tarea en aumento. Allí, especialistas del INTA operan en la puesta a punto del engorde intensivo de bovinos que, a su vez de superar las limitantes de la producción pastoril, otorga incrementar la cantidad de carne por hectárea, mejorar los costos y la calidad final.

Laura Guzmán es profesional en nutrición animal y trabaja en el Laboratorio de Análisis de Alimentos para Rumiantes (LAAR) del INTA San Luis y docente en la Facultad de Ingeniería de Ciencias Agropecuaria de la Universidad de San Luis. “El engorde a corral no compite con la ganadería tradicional extensiva, sino que la complementa”, indicó.

Según Laura Guzmán del INTA, el negocio se encuentra en lograr la máxima ganancia de peso diaria, a corto plazo y con inferior precio. Para esto, es fundamental el balance de las raciones en conjunto con un correcto desarrollo de las instalaciones. De esta manera, “se puede incrementar la cantidad de carne por hectárea, con calidad uniforme a lo largo del año”, afirmó.

De acuerdo a la alimentación, Guzmán indicó que es una de las limitantes en la región, por el gran efecto en los fletes, la adquisición de insumos externos, la provisión constante y estable en calidad, a lo largo del año, de subproductos de la molienda de maíz o producción de biocombustibles. “Por esto, es fundamental considerar la producción propia, ya sea de cereal o subproductos”, señaló.

“La modificación en los elementos de la ración debe ser gradual, por eso se recomienda un período de 15 días de acostumbramiento de una dieta fibrosa a una concentrada en granos, como asimismo, es fundamental el agregado de aditivos para evitar problemas digestivos y metabólicos que afecten la buena ganancia de peso final del ciclo”, sugirió Guzmán y advirtió sobre la importancia en la observación del comportamiento individual y del bosteo de los animales.

El abastecimiento de la ración debe llevarse a cabo como mínimo dos veces al día, respetando los horarios de distribución. A su vez, el ingreso a las mangas y corrales debe ser cómodo, con una superficie mínima de 15 metros cuadrados por animal, los comederos deberán ser preferentemente de cemento de 50 centímetros de frente por animal y situados fuera del corral y con buen piso del lado interno, para disminuir las pérdidas de alimento y eficientizar la conversión.

“El engorde a corral es una opción de producción de carne rentable, que otorga una incorporación vertical al sistema agropecuario, superando determinadas limitantes de la producción pastoril”, manifestó la profesional quien añadió: “Esta iniciativa tecnológica otorga mejorar el costo de la hacienda a causa de la percepción de los consumidores de mejor calidad”.

Etiquetas: Ganaderia, INTA, Agricultura, Tecnología, San Luis, Bovinos, Alimentación, Carne, Calidad, Engorde a Corral, Laura Guzmán, Producción Pastoril

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault

CONTACTO




Ingrese su nombre
Ingrese un e-mail válido
No olvide ingresar su mensaje
El código ingresado es incorrecto. Inténtelo nuevamente
Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses