Fuerte impacto de las condiciones climáticas en la producción

Rendimiento esperado

El 87% de las entidades del sector agrícola y el 94% de las empresas del sector ganadero CREA manifiesta efectos negativos a causa de la gran sequía.

Según un estudio efectuado por CREA mediante la primera quincena del mes de Marzo, se examinó un gran efecto de los impedimentos climáticos en la producción. Esta fue la edición número 17 de la encuesta SEA, asistieron 1231 empresarios y más de 200 asesores de todos los sectores del Movimiento.

La gran cantidad de lluvia al comienzo del ciclo ocasionó problemáticas en casi el 10% de entidades CREA, fundamentalmente en los sectores del oeste de la provincia de Buenos Aires, este de la provincia de La Pampa, sur de la provincia de Córdoba y la provincia de Santa Fe. Esta etapa marcó para dichas entidades una pérdida de la zona de 5,2% en maíz temprano; 7,3% en soja de primera y 3,2% en maíz tardío. Asimismo, se examinó una zona perjudicada (por anegamiento) de 13,3%; 11,3% y 8,3% para los cultivos mencionados anteriormente, con bajas de rinde calculadas en el área perjudicada de entre 10 y 12%.

Al inconveniente de la gran cantidad de lluvias se le añadió una problemática aún mayor, la sequía generada al finalizar la primavera. Por lo tanto, el 87% de las entidades del sector agrícola y el 94% de las empresas del sector ganadero CREA examinó efectos negativos.

No obstante se contempló heterogeneidad entre las áreas, la encuesta manifiesta que el déficit de agua ocasionó pérdidas de superficie de 5,2% en maíz temprano; 8,6% en soja de primera; 18,4% en soja de segunda y 13,4% en maíz tardío. También, se examinó un elevado porcentaje de la zona perjudicada con valores de baja de rendimiento importantes. El maíz temprano registró un 54,2% de la zona perjudicada y el alcance de bajas de rinde fue de 20,8% (casi un 11,2% de producción); la soja de primera un 58,9% de zona perjudicada con disminución de rinde de 29,6% (casi un 17,4% de producción); la soja de segunda un 66,8% de área perjudicada con reducción de rinde de 47% (casi un 31,3% de producción); y el maíz tardío un 61,3% de superficie perjudicada con baja de rinde de 35,4% (casi un 21,7% de producción).

Según los valores provistos por las entidades CREA mediante la encuesta, se examinaron disminución de rinde deseado con respecto a lo planeado al comienzo del ciclo de entre 5 y 36% en maíz temprano; 4 y 41%, en soja de primera; 7 y 91% en soja de segunda y 0 y 76% en maíz tardío, dependiendo de las superficies. Es fundamental resaltar que en ninguna área se aguardan rendimientos superiores a lo planeado.

En las entidades del sector ganadero, la sequía ocasionó pérdidas de superficie de 12% en pasturas y campo natural y 14% en verdeos. Asimismo, la superficie perjudicada se encuentra entre 28 y 31% con valores de reducción en la producción de forraje (en esas superficies) de entre 28 y 31% dependiendo del recurso forrajero que se estudie. Esta condición influyó sobre variables específicas como la retención de vientres, en la que se examina un incremento significativo de entidades que proyectan reducir la retención (aprox. un 16%). También las entidades del sector del tambo examinaron disminución en la producción forrajera de todos sus recursos con respecto al proyecto: elevadas bajas en cultivos de verano para silos (aprox. un -16,2%) y verdeos de verano (aprox. un -13,1%).

En este sentido, los datos del semáforo CREA que se actualizan mensualmente, manifestaron un daño acentuado en los indicadores relacionados a resultados productivos y económicos planteados en entidades con poder del sector agrícola. De la totalidad la agrupación, sólo el 28 % plantearon resultados productivos aptos, a su vez que el resto estima impactos regulares o malos.

Por lo tanto, el incremento actual de costo de granos ayuda a disminuir en parte el efecto de la sequía en el sector de la agricultura. Con respecto a las pérdidas examinadas en la encuesta, el elemento Radar Agrícola del Movimiento CREA plantea que la baja del valor bruto de la producción de soja y maíz sería de USD 2.600 millones, con respecto a lo deseado a comienzo del ciclo. A proporción del productor, el incremento de costos es un rol fundamental para disminuir el efecto de bajas de rinde, aunque en soja hay un 21% de la producción cubierta con costos registrados desde el comienzo del ciclo.

En el actual ciclo la sequía, sumada al contexto macroeconómico, está registrando la sensación de la condición actual y expectativas de los empresarios con respecto al país y a sus entidades. En Argentina, el porcentaje sigue siendo inferior, el 23 % de los empresarios consideran que la condición económica está más complicada que el año pasado (esta cifra era del 7% en el mes de Noviembre pasado). Se examina una baja en los que analizan que la condición está mejor. Con respecto a las expectativas siguen prevaleciendo los que creen que la economía del país mejorará el año siguiente (aprox. un 55%).

Según la categoría entidad, las transformaciones, perjudicados por la sequía, son más enfatizados dado que pasó a ser mayoría el equilibrio de empresarios que visualiza que su entidad está peor que en el año 2017; con respecto a esto se localiza el 34% mientras que el 26 % visualiza que está mejor. Asimismo, aunque con una  tendencia negativa, siguen siendo mayoría (aprox. un 46%) los empresarios que creen que sus entidades se encontraran mejor en el año siguiente.

Una transformación fundamental se visualiza en esta edición y está relacionado con el momento para efectuar inversiones. Tras 6 encuestas anteriores (24 meses) donde la mayoría de los empresarios pensaban que recorrían un buen momento para efectuar inversiones, recientemente ese patrón se invirtió: el 40% cree que es un mal momento y 27% que es un buen momento. Sin embargo, el 69% de los empresarios está planeando algún tipo de inversión para el año 2018, sólo 12% inferior que los 2 años anteriores.

Un resumen sobre el informe

La nueva edición de la encuesta SEA-CREA examina un gran efecto de la sequía que desafía la condición reciente y expectativas para productores del sector agrícola, ganadera y tamberos. La disminución de superficie y producción deteriora los resultados productivos y económicos deseados. En el sector de agricultura el incremento de costo de los granos disminuye marginalmente el efecto, a su vez en el sector ganadero y tambero la condición es compleja y resentirá aspectos productivos y económicos en el mediano plazo. La sequía y con otros factores, están influyendo la captación de la condición reciente y expectativas de los productores y esto perjudicará las decisiones tácticas y estratégicas en los meses venideros.

La próxima encuesta SEA-CREA está prevista para el mes de Julio.

Etiquetas: Ganaderia, Agricultura, Córdoba, CREA, La Pampa, Santa Fe, Buenos Aires, Producción Lechera, Cambio Climático

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault

CONTACTO




Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses