China va a imponer aranceles a la soja de EEUU, como consecuencia bajan las cotizaciones

Un nuevo periodo en la guerra comercial con Estados Unidos

Beijing replica las medidas de Washington. El aviso afectó en las cotizaciones de media rueda del Mercado de Chicago, abarcando al maíz.

China comunico el miércoles 4 de Abril aranceles del 25% a la soja, los coches y otros productos de Estados Unidos importados por un monto de 50.000 millones de dólares, un nuevo periodo en la guerra comercial con Estados Unidos horas después de que Washington notificara su listado propio de productos.

El Ministerio de Comercio de China clasificó un total de 106 líneas de productos estadounidenses (carne, whisky, productos químicos o cigarrillos, entre otros) aunque sugirió que la fecha de aplicación de los aranceles se comunicará próximamente.

El comunicado afectó en el Mercado de Chicago, donde -ya en la media rueda- los futuros de soja sostienen las grandes bajas con que iniciaron el día a causa de los comunicados de China con respecto de la soja, condición que lleva además a los costos del maíz dado que ese cálculo podría afectar un reemplazo de siembra de soja por este último cereal.

Lo concreto es que por momentos el comunicado no se ha efectivizado y los representantes chinos se presentaron abiertos a no llevarlo a cabo con respecto de tener un acuerdo con Estados Unidos.

China importa anualmente más del 60% de la soja que Estados Unidos comercializa al exterior y, asimismo no tiene los elementos necesarios para sustituir enteramente a EE.UU. por su grande asistencia en el mercado de exportación, en consecuencia de que los aranceles ciertamente se establezcan, los requerimientos deberán ser reemplazadas en la medida de lo posible por producción sudamericana, fenómeno que manifiesta el salto registrado actualmente en las materias primas de Brasil.

“El intento de colocar a China de rodillas con amenazas y provocaciones nunca tendrá éxito. Menos aún tendrá éxito esta vez”, informó el portavoz del ministerio de Exteriores, Geng Shuang, en una rueda de prensa.

“No hay campeón en una batalla comercial, y el que comienza con esa batalla se ocasiona daño a sí mismo y a los demás”, argumentó el portavoz, aclarando que ha dirigido el tema de los aranceles estadounidenses ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La administración del presidente Donald Trump comunicó el martes 3 de Abril una lista de productos importados de origen chino, por un monto total de 50.000 millones de dólares, que deberán pagar nuevos aranceles. La decisión es en represalia a lo que Washington contempla el traspaso obligado de tecnología de origen estadounidense a las entidades chinas.

La lista estadounidense notificada el día martes 3 de Abril abarca unos 1.300 productos, desde categorías de electrónica, piezas de aviones, satélites, medicinas y maquinaria. Los aranceles, que van a ser de un 25%, aún tienen que ser aprobados y no pueden acceder en vigencia antes del mes de Mayo.

Historial

Estados Unidos, su competitividad requiere de su innovación, inicio en el mes de Agosto de 2017 un análisis en nombre del artículo 301 de su legislación comercial sobre eventualidades violaciones chinas del derecho de propiedad intelectual.

Washington examina particularmente el sistema de coempresa que Beijing sanciona a las entidades estadounidenses. Con respecto a este sistema, las entidades que desean ingresar al mercado chino deben incorporarse obligatoriamente con una entidad local y asociar con ella su tecnología.

El comunicado de Beijing del día miércoles destaca un nuevo ciclo en la batalla comercial entre las dos principales economías mundiales, que perjudica en equipo a productos con montos de 100.000 millones de dólares. Este número se refiere al 17% de los intercambios entre ambos países en el año 2017, que llegó a los 580.000 millones de dólares.

La resolución es representativa porque actualmente Beijing no había comunicado medidas contra productos principales de la economía estadounidense como la soja o los automóviles.

Una tercera parte de la producción de soja estadounidense se comercializa en China (14.000 millones el año pasado), un producto que origina en gran parte de los estados rurales.

Los aranceles además perjudicaran a los aviones estadounidenses de menos de 45 toneladas -más pequeños que los aparatos comerciales que produce Boeing-, como los jet privados Gulfstream V y otros parecidos que utiliza la élite china.

El día lunes China ya había comunicado aranceles a 128 productos estadounidenses por un monto de 3.000 millones de dólares a productos como la carne de cerdo, el vino y la fruta, en resolución a los aranceles de Washington al acero y al aluminio chinos comunicados el 8 de marzo.

En las últimas semanas las resoluciones de Donald Trump en materia comercial fueron criticadas por medio de la industria estadounidense y por integrantes de su partido republicano y han ocasionado turbulencias en los mercados.

“La sociedad empresarial de Estados Unidos solicita repuestas a estos problemas, no sólo sanciones”, informó en un anuncio John Frisbie, el presidente del US-China Business Council.

“China tiene la necesidad de progresar primordialmente su ingreso al mercado (…) pero aplicar aranceles multilaterales ocasiones más daños que beneficios”, afirmó.

Etiquetas: Soja, Estados Unidos, Maiz, China, Donald Trump, Aranceles, Washington, Beijing, Mercado de Chicago, OMC, John Frisbie

Correo electrónico

0
0
0
s2sdefault

CONTACTO




Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses